Todos hemos oído hablar de los beneficios de dar, de lo bueno que es dar y de la importancia de saber dar. ¿Pero y de la importáncia de aprender a recibir?

Dar es importante, uno se siente bien dando, se siente generoso, digno e incluso buena persona cuando da.

PERO, también es importante aprender a recibir.

Se nos ha educado mucho en la creencia y en la idea de que hay que dar, de su importancia y de sus beneficios, tanto que muchas veces nos encontramos con que no sabemos tomar lo que la vida nos ofrece.

A veces incluso tenemos asociado percibir con algo malo, con egoísmo, con vergüenza o con otras asociaciones que no son nada positivas.

Tener este bloqueo no es sano, no es sano ni es natural. Para saber si algo es sano o es natural yo uso dos preguntas:

¿Lo hacen los niños? y ¿Lo hacen los animales?

Yo no he visto a un niño al que le des un juguetes y se sienta mal, ni he visto a un animal al que le des de comer y muestre signos de estar haciendo algo indigno.

¿Sabes recibir?

aprender a recibir

¿Eres de esas personas que cuando obtienen algo sin más pasan incluso vergüenza y no saben ni qué hacer ni qué decir?

¿Sientes incomodidad cuando te regalan algo?

¿Cuando alguien te da algo te sientes en deuda con esa persona y en cuanto puedas le darás algo de similar valor?

Si has respondido afirmativamente a alguna de estas preguntas tienes problemas para recibir.

Para poder tener éxito es importante aprender a recibir:

aprender a recibir 2

Déjame decirte una cosa: Dar y recibir son dos caras de una misma moneda. Igual que no hay noche sin día, ni luz sin oscuridad, no se puede dar sin recibir.

¿Qué te aporta el acto de dar?

¿Te permite sentirte importante para la persona a la que entregas?

¿Sientes más valor en ti al dar?

¿Por qué no te permites recibir?

¿Qué sentimiento te impide disfrutar de aquello que te dan?

¿Te sientes mejor persona si das que si recibes?

Cuando una persona no sabe obtener es porque no se siente merecedora o porque simplemente encuentra mucho más placentero dar.

Sea cual sea tu caso tengo algo que decirte:

Si no te sientes merecedor/a de tomar lo que la vida te ofrezca tienes un pequeño gran problema. Porque supongo que quieres que tu negocio te genere dinero ¿Cierto? PERO no te sientes merecedor/a de aceptar ese dinero ¿Es así?

Entonces, plantéate cómo vas a hacerlo para ganar dinero sin recibir dinero. Porque a mi no se me ha ocurrido la manera.

¿Y ahora qué?

El primer consejo que yo te daría, de hecho te doy, si este es tu caso, es que dejes todo lo demás y trabajes en tu propio valor. No en el que te dan los demás, ese no importa, el que importa es el que te vas a dar tu, porque los demás van a responder a este. No hay más.

El merecer va totalmente unido a la valía que cada uno se da a sí mismo y a todo lo que hace.

Y tú no terminas de encontrar placentero admitir un regalo sin más porque prefieres y te gusta más regalar permíteme decirte que quizá eso es algo egoísta, porque igual que tú encuentras placer en dar otra persona puede encontrar placer en regalarte algo a ti.

¿Te gustaría ver cara de incomodidad cuando haces un detalle para otra persona con todo tu cariño? Pues eso.

El mundo está lleno de oportunidades, ¿y sabes qué? Si tu no estás dispuesto a coger las oportunidades que se te presenten otro las cogerá por ti.

Manifiesto de recibimiento:

1- Entiendo que dar y recibir son dos caras de la misma moneda.

2- Fuí el espermatozoide más rápido, fuí el mejor. Estoy aquí por algo.

3- Me comprometo a dar lo mejor de mi en cada momento.

4- Me comprometo a amarme, a ser bondadoso/a conmigo y a respetarme.

5- Me comprometo a recibir con los brazos abiertos y con agradecimiento todo lo que este mundo tenga para mi.

[one_half_first][thrive_text_block color=”green” headline=””]

Manifiesto de recibimiento:

1- Entiendo que dar y recibir son dos caras de la misma moneda.

2- Fuí el espermatozoide más rápido, fuí el mejor. Estoy aquí por algo.

3- Me comprometo a dar lo mejor de mi en cada momento.

4- Me comprometo a amarme, a ser bondadoso/a conmigo y a respetarme.

5- Me comprometo a recibir con los brazos abiertos y con agradecimiento todo lo que este mundo tenga para mi.[/thrive_text_block]

Y a ti ¿Te cuesta recibir? ¿Crees que hemos sido educados para creer que sólo hay que dar?